¿Nuevo rescate a los bancos españoles?

El gobierno decidirá en octubre si solicita una ampliación del rescate europeo a los bancos del país. Así lo ha anunciado Luis María Linde, gobernador del Banco de España. Fuentes procedentes de Bruselas, cercanas al BCE, se hicieron eco de la noticia el pasado lunes, siendo Linde el que las ha confirmado un día después. Linde, eso sí, se reservó a dar su opinión personal sobre la situación.

En total, España, hasta ahora, ha utilizado alrededor de 41.300 millones de euros de los 100.000 disponibles desde que el eurogrupo accediera a conceder la ayuda para solucionar los problemas de las entidades en problemas, teniendo fecha de caducidad el 31 de diciembre de este 2013.

Si España accediera a pedir más ayudas, se establecería un nuevo memorándum en el que se dejarían claras las nuevas condiciones que Europa impondría al país y se trataría de evitar las más que posibles tensiones ante las nuevas exigencias de capital que llegarán desde el BCE a finales de año.

El Ejecutivo por su parte, ha asegurado que no tienen intención de llegar a esos 100.000 millones de euros de tope impuesto por Europa y, en caso de ser necesario, antes apelaría al FROB o incluso al Tesoro en busca de financiación para la banca.

La Bolsa de Madrid no se entusiasma con las declaraciones del Presidente del BCE

La Bola española ha notado las consecuencias de la falta de concreción en las declaraciones de Mario Draghi, presidente del BCE.

Las bolsas han reaccionado a la baja y el ibex ha cerrado la jornada del jueves en mínimos, con pérdidas del 0,9%, situándose en los 8.216 puntos. Draghi dijo que el BCE estaba listo para actuar, pero no concretó ninguna medida exacta, lo que ha sembrado muchas dudas en los mercados y los inversores, aunque aseguró que la institución mantiene en la recámara algunas medidas que se aplicarán llegado el momento necesario e inevitable para ello.

Además, como ya comentábamos esta martes, el reajuste del cálculo de crecimiento para 2013 a la baja, tampoco ayudó a los mercados a cerrar con valores positivos. La única noticia positiva con la que cerramos la semana es el progresivo estancamiento a la baja de la prima de riesgo, la cual se ha situado en los 312 puntos básicos, y el bono en el 4,88%.

Un Draghi crítico con el gobierno español, mantiene los tipos de interés en su mínimo histórico

El Presidente del BCE, Mario Draghi ha hablado hoy, en rueda de prensa, tras la reunión que ha mantenido el BCE.

En dicha rueda de prensa, Draghise ha mantenido firme en la política de la entidad que dirige de no alterar el tipo de interés del 0,5% impuesto el pasado mayo, dando a entender que algunos miembros del grupo no han querido mantenerlo ya que la decisión se ha mantenido por consenso y no por unanimidad.

Pero, como nos tiene acostumbrados Draghi, ha sido muy crítico con el gobierno de España al atacar la progresiva subida de impuestos del ejecutivo de Mariano Rajoy, recomendando su bajada y la posterior rebaja del gasto improductivo.

Por último, el Presidente del BCEha rebajado las previsiones de crecimiento para 2013 y ha elevado las de 2014 dentro de la zona euro, ya que a día de hoy se están encontrando mayores problemas para reactivar y acelerar el crecimiento de la zona euro, pero se espera que para 2014 esta situación esté completamente solucionada.

Draghi afirma que la recuperación económica será «muy gradual»

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, advirtió la semana pasada de que la reactivación de la economía en la zona euro será «débil» y «muy gradual». Además, ha avisado de que estas perspectivas podrán empeorar ante las «tensiones en varios mercados financieros de la zona euro».

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pronosticado que la eurozona volverá a crecer en 2013, aunque sólo lo hará un 0,2 %, al tiempo que reflejó una rebaja en las perspectivas de crecimiento de una décima para 2012.

Pese a la situación, Draghi aseguró que la  zona euro está asentándose bajo unas bases de estabilidad para el futuro y que pese a lo «doloroso» que puedan resultar los reajustes que los estados están implantando a sus ciudadanos, son medidas necesarias que abrirán el camino de la recuperación económica y el crecimiento.

«Soy plenamente consciente de los efectos del proceso de ajuste en los ciudadanos, especialmente los que han perdido su trabajo o están en riesgo», añadió en su conferencia de prensa.

El presidente del BCE está completamente «convencido» de que «los países más débiles saldrán reforzados de la crisis».

Por lo tanto, concluyó  «esperar» que el grupo de los Veintisiete «reafirmen su compromiso con la irreversibilidad del euro dando una visión a largo plazo de la unión económica y monetaria» en las siguientes reuniones de los Consejos Europeos, que se celebrarán del 18 y 19 de octubre y del 14 de diciembre.