¿Cómo son los créditos rápidos de nuestra empresa?

Nuestros créditos rápidos han sido ideados para todo tipo de personas: desde particulares, autónomos o empresas. ¿Quieres ampliar tu negocio? ¿Se te ha ocurrido una idea para triunfar en el mercado, pero necesitas algo de dinero para llevarla a cabo? ¿Tienes un apuro económico y necesitas efectivo para llegar a fin de mes? Si has contestado que a algunas de las preguntas anteriores, nuestros créditos son lo que necesitas.

Y es que nosotros no te vamos a preguntar sobre el motivo del préstamo; solamente verificaremos su viabilidad y si todo está correcto, te ingresaremos el dinero con la mayor brevedad posible.

Características de los créditos rápidos de Aid & Credit

Pide exactamente lo que necesites: Muchas veces, cuando pedimos un crédito al banco, nos ajustamos al máximo con la cantidad porque, de otra manera, no nos lo concederían. Esto puede ser un problema si nos hemos quedado cortos, ya que raramente el banco nos va a ofrecer una ampliación de crédito. Nuestro equipo de Aid & Credit te concederá exactamente la cuantía que te hace falta, tanto como si es reducida, como elevada.

Sin justificaciones: Parece que a los bancos tan solo les interesamos si queremos comprar una casa o un coche, pero si necesitamos el dinero para hacer un viaje, para reformar nuestra casa, o para emprender un nuevo proyecto, parece que todos son pegas. Nosotros funcionamos de una manera diferente: no te vamos a pedir ninguna justificación sobre lo que quieres hacer con el dinero, eso es cosa tuya. Tan solo estableceremos un programa de pagos que ambas partes tenemos que aceptar. Mientras nos lo devuelvas puedes hacer con el efectivo lo que quieras.

Devolución cuando tu quieras: En los bancos dicen ser muy flexibles a la hora de darnos una cierta versatilidad para devolver el préstamo/crédito… sin embargo, en el momento de la verdad tenemos que jugar con sus normas. Finalmente tendremos que elegir los plazos que ellos nos indiquen porque, de lo contrario, o tendremos intereses más altos, o cualquier otro tipo de condición desfavorable. En el momento en el que firmes el préstamo con nosotros, tendrás claro lo que vas a pagar, sin ningún tipo de coste añadido que se pueda incorporar luego. Además, en el caso de que tengas que refinanciarte, ponte en contacto con nosotros porque seguro que podemos llegar a un acuerdo que nos satisfaga a ambas partes.

Te pedimos muy poco: Para poder garantizar la viabilidad del servicio, tan solo te vamos a pedir que tengas estabilidad laboral (que aportes una nómica para acreditarlo) y que nos aportes tu DNI. Ni te vamos a poner restricciones en cuanto a la edad, ni vamos a revisar si estás inscrito en alguna base de datos de morosos (del estilo ASNEF).

Confía en nosotros y verás cómo nos convertimos en tu empresa de créditos rápidos favorita.