Jens Weidmann, presidente del Bundesbank, ha asegurado esta semana que la economía española no crecerá de forma solvente y clara hasta el 2014, ya que ahora el país se encuentra en un período de transición que tiene como objetivo superar el retroceso provocado por la crisis económica.

Según él, España cada vez tiene menos posibilidades de pedir un rescate financiero y esto sería todo un triunfo para las políticas de recortes del ejecutivo de Mariano Rajoy. Ha añadido, además, que España estaría aún en el ecuador de los 10 años que presupone a la crisis en nuestro país, haciendo hincapié en que las medidas del gobierno van por el buen camino.

Ha explicado también que España ha de consolidar un sólido proyecto presupuestario y compaginarlo con el crecimiento, haciendo clara alusión a la posibilidad de seguir creciendo aun con una política de recortes en el gasto público.

Por último, Weidmann señaló su profunda preocupación por el elevadísimo para juvenil que arrastra España en los últimos años.