¿Se ha estropeado su automóvil y no puede irse de vacaciones? ¿La lavadora ha dicho basta? ¿Tiene que hacer frente a alguna factura imprevista? No se preocupe, Aid & Credit es la solución a estos y otros muchos problemas.

Somos la empresa líder del sector de la intermediación financiera. Con una experiencia amplísima, más de veinte años, nuestros expertos han solucionado los problemas de miles de clientes. Y todos ellos se han quedado satisfechos, según sus comentarios sobre Aid & Creditgracias a productos como nuestros créditos personales. Con un interés paupérrimo, grandes comodidades a la hora de devolver la cuantía o poder elegir que importe abonas al mes, el que mejor se adecue a tu contexto económico.

Los coches pueden dar problemas en cualquier momento, con independencia de si ya lo tienes hace algunos años, o bien lo has comprado hace poco tiempo. Hasta que lo llevamos al taller no conoceremos la magnitud del problema y, por ende, ni tan siquiera podremos hacernos una idea de lo que nos va a costar la reparación.

Y parece ser que este tipo de averías suceden en el peor momento posible: puede que se produzca en ese mes en el que también teníamos que pagar el seguro del coche, los libros del colegio de nuestros hijos, una factura de la luz y del agua muy elevada, etc.

Para poder solucionar el problema, puedes solicitar un crédito personal con nosotros y conseguir un dinerillo extra.

¿Para qué tipo de perfil se recomienda nuestros créditos personales?

De la misma forma que si pidieses el crédito al banco existen una serie de requisitos que se deben de cumplir, con nosotros también, aunque estos son mínimos. Con esto te queremos decir que nuestros créditos personales son accesibles a prácticamente cualquier tipo de usuario; ahora bien, esto no quiere decir que ofrezcamos los créditos a todo el mundo, pero si que es verdad que tendremos una mayor tolerancia que otras empresas especializadas en préstamos rápidos y, sobre todo, en comparación con un banco.

Ahora bien, hay que considerar que estos créditos tienen asociados una serie de intereses que deben de ser considerados antes de solicitarlos, además de que el tiempo de devolución es reducido.

La idea es que sean solicitados cuando sepamos con certeza que vamos a poder reponer la cantidad económica a tiempo. Por ejemplo, si se nos ha presentado una multa que tenemos que pagar de inmediato para beneficiarnos del descuento del 50%, pero todavía nos queda una semana para poder cobrar. Si esperásemos al salario se nos vencería el plazo para pagar la multa, por lo que nos saldría más barato pedir el crédito, aún pagando las comisiones, que esperar.

Este es tan solo un ejemplo que prueba el hecho de que, siempre y cuando juguemos bien nuestras cartas, pedir estos créditos rápidos pueden ser la mejor opción (quizá la única), en muchos casos.

Desde nuestro servicio de atención al cliente seremos capaces de asesorarte en todo lo que te haga falta; llámanos, expón tu caso y te asesoraremos de la forma en la que cabría esperar.

Si después de leer estas líneas estás interesado en pedir un crédito personal o solicitar información sólo tienes que llamar al teléfono gratuito de Aid & Creditel 900 101 854.