En este 2012 que dejamos ya atrás, se ha confirmado el precio a la baja de la vivienda usada. En total, el descenso llega hasta el 10,2%. Este dato está directamente relacionado con el que nos muestra la bajada de hipotecas sobre vivienda, que en octubre se situó en un 14,4% menos que el año anterior.

Como se podrá constatar, 2012 ha sido un año muy complicado para todos aquellos que han querido vender su casa, aun contando con las medidas favorables del gobierno popular, encaminado a estimular el mercado de compra-venta. Además, la perspectiva para 2013 no es muy esperanzadora ya que subirá el IVA de las viviendas nuevas (del 4 al 10%), no pudiendo los propietarios de vivienda habitual desgravar a Hacienda.

En cualquier caso, los expertos se mantienen cautos y ven perspectivas positivas para el horizonte de la compra-venta de inmuebles, ya que el stock es muy amplio y la tendencia al abaratamiento de las mismas puede generar auténticas ofertas a precios irrisorios.

Es posible que, ante este contexto, muchas personas que hasta hace unos años no podrían optar a una vivienda, ahora sí que puedan adquirirla a un precio mucho menos del que hasta el momento estábamos acostumbrados.