Si estás pensando en pedir un préstamo personal rápido y todavía piensas que el procedimiento que hay que seguir es muy laborioso, entonces te interesa echar un vistazo a esta información:

Si queremos pedir “préstamos personales” la mayoría de los bancos nos van a solicitar los siguientes requisitos:

Fichero de morosos

Si nos encontramos en un fichero de morosos como el RAI o el ASNEF es bastante probable que el préstamo no sea concedido… Aunque la deuda que tengamos que saldar sea muy reducida.

¿Es posible pedir financiación rápida estando en un fichero de morosos tipo RAI o ASNEF? Pues dependerá de la entidad. Lo más común es que no.

La razón de ello es que el sistema está informatizado: de tal manera, en el momento en el que se introducen los datos personales del cliente, el proceso no podrá seguir ya que aparecerá que hay alguna deuda vigente.

Sin embargo, el RAI, ASNEF u otras entidades relacionadas han perdido bastante credibilidad de cara a los últimos años.

Esto es debido a que a veces se incluyen a usuarios que tienen deudas mínimas (por ejemplo, podrían incluirnos por no haber pagado una deuda de unos 10€ con la compañía telefónica).

Si la deuda no es muy grande, es posible que nos concedan el dinero. Pero si es elevada (por ejemplo, de 2000€), es muy improbable que nos lo den.

Acreditación de situación laboral

El empleado debe de ser capaz de demostrar su estabilidad laboral aportando nóminas (generalmente las tres últimas nóminas) o el pago de impuestos en el caso de que seamos autónomos.

¿Hace falta siempre una nómina para pedir financiación? No siempre se exige, pero siempre hará falta una fuente regular de ingresos.

Se necesitará aportar documentación que acredite que se recibe dinero mes a mes, sirviendo esto como garantía para que la empresa tenga por seguro que le vas a devolver el dinero.

Si estás percibiendo algún otro ingreso, como puede ser el paro, un subsidio, una prestación, ayuda familiar, si eres autónomo o empresa, es posible que puedas aportar la documentación correspondiente y recibir el dinero sin problema.

Endeudamiento

Para poder concederte el préstamo, la letra de la cantidad que vamos a solicitar no debe de superar el 33% de los ingresos que tenemos.

Precisamente por ello se puede acreditar la cantidad de dinero que se recibe mes a mes.

Una vez se tiene clara, sobre la misma se aplica el porcentaje ya descrito. No suelen hacerse excepciones en este punto: si la deuda cubre la mayor parte de nuestros ingresos, no podremos pedir financiación.

Finalidad

Tal y como se encuentra la economía en estos momentos, el banco va a estudiar con lupa la concesión del préstamo y lo primero que te va a preguntar es qué finalidad tiene.

Si es para una hipoteca, normalmente no te pondrán pegas y pasarán a evaluar los otros requisitos.

Sin embargo, si es para un negocio o para cualquier otro tipo de finalidad, entonces los tiene más complicado.

Una empresa de créditos rápidos, por lo general, no te va a preguntar el motivo por el que quieres pedir el dinero; es posible que sí que lo haga, pero no lo juzgará; simplemente lo tendrá que adjuntar en la información de la ficha del cliente.

Una vez que ya comprobado estos criterios, te tocará a ti determinar si el préstamo que te van a conceder es lo que necesitas.

Es posible que existan otros criterios a considerar que dependerá de la situación de cada cliente; si esto fuera así, la entidad de créditos rápidos se pondría en contacto con nosotros.