¿Por qué nuestros préstamos urgentes son más ventajosos que los préstamos bancarios?

Si necesitas una cierta cantidad de dinero extra para llegar a fin de mes, para invertir en tu casa, para hacer un viaje, etc, lo más normal es que tu primera apuesta es ir a tu entidad bancaria para ver que te pueden ofrecer. Aunque al principio parecerán muy amables, todos los productos tendrán su letra pequeña: o bien te cobran unas comisiones desorbitadas, bien te obligan a contratar servicios financieros adicionales, o cualquier otro tipo de problema.

Cada vez son más las personas las que deciden pasar olímpicamente del banco, y decantarse por pedir créditos urgentes en empresas como Aid-Credit.

Vamos a analizar algunas de las principales ventajas de elegir un crédito rápido en estas estas empresas en comparación con hacerlo en un banco.

Préstamos urgentes: bancos vs Aid Credit y similares

Tiempo de concesión: Vamos a ponernos en situación; nos hace falta dinero y nos hace falta ya mismo, no podemos esperar. Puede que nos haya llegado una factura de la luz muy alta, y que si no pagamos nos la cortan, que nuestro coche se haya estropeado, o mil cosas. Los bancos tardan mucho tiempo en estudiar las propuestas, ya que se toman su tiempo en evaluar la inmensa cantidad de documentos que te van a solicitar y, además, todo lo suele tramitar una entidad externa (aunque también pertenece al propio banco), lo que elevará todavía más el tiempo de recepción. Con suerte tendrás el préstamo en una semana, aunque no es habitual. Los créditos rápidos de empresas como Aid Credit los puedes tener en tan solo 24-48 horas desde el momento en el que se apruebe tu solicitud; el tiempo también dependerá del banco que tengas y de lo que tarde en llegarte el ingreso.

Papeleo: En nuestra empresa tan solo te pediremos algunos documentos básicos como puede ser tu DNI o una nómina. Los bancos te pedirán un fajo de documentos que te serán muy complicados de conseguir, a veces hasta imposible.

Restricciones: Otra de las desventajas de los bancos es que, aunque cumplas las condiciones, te pueden imponer otras restricciones. Por ejemplo, trabajan con edades comprendidas entre los 20 y los 70 años; además, si estás en el ASNEF ya te puedes ir olvidando del crédito, ya que raramente el banco te lo va a conceder. Nosotros no creemos en este tipo de restricciones, dándote todas las facilidades posibles para que te puedas hacer con estos préstamos de inmediato.

Facilidades de devolución: Dependiendo de la cantidad de dinero que busques, te podremos ofrecer unos diferentes platos de devolución. En cualquier caso, somos mucho más flexibles que un banco. Desde el momento de la firma del préstamo se te indicará todo lo que tienes que saber sobre él, como los plazos de devolución, por ejemplo.

Ahora que tu también conoces estas ventajas sobre los préstamos rápidos, seguro que los ves de una manera muy diferente.