El gobierno decidirá en octubre si solicita una ampliación del rescate europeo a los bancos del país. Así lo ha anunciado Luis María Linde, gobernador del Banco de España. Fuentes procedentes de Bruselas, cercanas al BCE, se hicieron eco de la noticia el pasado lunes, siendo Linde el que las ha confirmado un día después. Linde, eso sí, se reservó a dar su opinión personal sobre la situación.

En total, España, hasta ahora, ha utilizado alrededor de 41.300 millones de euros de los 100.000 disponibles desde que el eurogrupo accediera a conceder la ayuda para solucionar los problemas de las entidades en problemas, teniendo fecha de caducidad el 31 de diciembre de este 2013.

Si España accediera a pedir más ayudas, se establecería un nuevo memorándum en el que se dejarían claras las nuevas condiciones que Europa impondría al país y se trataría de evitar las más que posibles tensiones ante las nuevas exigencias de capital que llegarán desde el BCE a finales de año.

El Ejecutivo por su parte, ha asegurado que no tienen intención de llegar a esos 100.000 millones de euros de tope impuesto por Europa y, en caso de ser necesario, antes apelaría al FROB o incluso al Tesoro en busca de financiación para la banca.