La inversión extranjera ha sacado de España 4.300 millones de euros hasta el final del primer mes de 2014, que contrasta con la inversión que realizaron, que asciende a un total de 28.100 millones de euros; lo cual sitúa la balanza de pagos española en números muy positivos.

Se calcula que, en total, la progresiva mejora de la economía española ha llevado a los inversores a invertir un total e 88.981 millones de euros después de que en 2012 secaran del país un total aproximado de 173.191, que ponía de relieve la imposibilidad de España en ese momento de generar una economía potente, lo cual ha ido cambiando en los dos últimos años, tal y como indican estos datos tan positivos.

Por consiguiente, los activos netos del Banco de España se redujeron en 7.ooo millones de euros, ante el aumento de 28.100 millones de euros de las mismas fechas, pero un año antes.

La evolución experimentada se puede explicar gracias al descenso de los activos netos frente al eurosistema, que estarían cifrados en un total de 7.400 millones de euros.

Según los comentarios de aid credit, la balanza de pagos española tiene a equilibrarse, lo cual supone un factor de vital importancia para la recuperación de la economía española, a nivel macro y micro en un corto espacio de tiempo.