Desde Aid & Credit somos conscientes de que el paso del tiempo agudiza los efectos de la crisis y que el proceso de pérdida de puestos de trabajo deja a las familias en una situación precaria y desesperada.

Por este motivo, Aid & Credit pretende ayudar a esas familias que están pasando momentos difíciles con sus hipotecas, ofreciendo una serie de servicios para tratar de evitar el temido y nunca deseado desahucio.

¿Existe alguna manera de paralizar un desahucio?

Esta es una de las preguntas principales que nos hace el usuario desde el momento en el que se pone en contacto con nosotros. Aunque si bien es cierto que desde el Gobierno se han aplicado una serie de medidas para retrasar los desahucios, todavía se siguen sucediendo muchos de manera diaria.

Es por ello, por lo que vamos a enumerar algunas de las alternativas que se nos presentan en este caso tan complicado; como ya hemos comentado, si quieres complementar la información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

  • Negociación: Lo primero que se debe de hacer es tratar el problema que tenemos con la entidad bancaria. Es importante conseguir mantener una comunicación que sea fluida y saber desde el primer momento los problemas que existen en el caso de que no consigamos mantener los pagos a tiempo.

Prácticamente todas las entidades nos ofrecen planes especiales de renegociación que incluirán aplazamiento, modificaciones de las condiciones pactadas en un primer momento, incluso la conversión del contrato en alquileres sociales.

  • ”Código de buenas prácticas”: Son muchos los colectivos los que han sido obligados a suscribirse a este código con el objetivo de flexibilizar la deuda hipotecaria a la persona que tiene problemas. Sin embargo, este código tan solo se aplicará en ciertas condiciones; por ejemplo, en ciertas familias en donde todos los miembros estén en paro, o bien que las cuotas hipotecarias puedan superar el 60% del conjunto de sus ingresos.

Igualmente, este código puede entrañar toda una serie de condiciones según la entidad bancaria en cuestión, que deben de ser evaluados para evitar problemas.

  • Decreto antidesahucios: En el caso de que desgraciadamente nuestro caso no se haya contemplado en el código anterior, todavía tenemos una oportunidad. Existe lo que se conoce como el “decreto antidesahucios” que se encarga de la paralización del desalojo durante 24 meses en el caso de que seamos familia numerosa, monoparentales que tengan hijos, parados que ya no reciban ningún tipo de prestación, o bien discapacitados que estén cobrando una cuantía inferior a los 19.200€ en monto anual, así como que la hipoteca suponga la mitad de sus ingresos.
  • Inicio de la demanda: Si tampoco nos podemos acoger al decreto, existen algunas estrategias legales que nos pueden servir para ampliar el tiempo del desalojo. Existe una estrategia que consiste en invertir el afectado, haciendo ver que el afectado realmente es el usuario que va a ser desalojado; es decir, una víctima del banco. Este proceso podría alargar el proceso de desahucio entre 3-10 años.
  • Juzgado: Una vez que se haya presentado la querella correspondiente ante el juzgado de lo mercantil, también habrá que ir con una copia sellada al de primera instancia. Ten en cuenta que la paralización no va a ser definitiva, aunque si que podría llegar a alargarse hasta un máximo de 10 años.

Por este motivo, animamos a todas las personas afectadas de alguna u otra manera por esta situación que se pongan en contacto con Aid & Credit para que podamos facilitar una solución a estos y otros problemas. Nuestro número de teléfono es el 900.10.854; es gratuito y su llamada no supone ningún tipo de compromiso con la empresa.