Hoy hemos conocido los nuevos indicadores de la deuda española, que se ha situado en torno al 90% del PIB en los primeros 6 meses de 2013, suponiendo la cifra más alta de este indicador o factor en toda su Historia.

El dato ha sido proporcionado hoy viernes por el propio Banco de España y supone un punto de incertidumbre y, quizás, una vuelta a la realidad de la economía española, que parecía avanzar lenta pero establemente hacia la recuperación.

Estas nuevas cifran ponen en entredicho la recuperación económica que se plasmaba con el aumento de la confianza de los mercados en España, ya sea a partir de la bajada constante y progresiva de la Prima de Riesgo y el aumento de la Bolsa, en especial las empresas del Ibex 35.

Habrá que esperar a los siguientes meses para ver de qué manera el gobierno pretende disminuir este elevado déficit, visto que la senda de los recortes presupuestarios no parecen dar sus frutos en el plazo esperado.