La CEOE inicia la semana siendo protagonista por un cruce de declaraciones entre el presidente de la misma, Juan Rosell y el FMI.

Según ha publicado el FMI en su informe sobre las previsiones evolutivas del mercado laboral español, la tasa de paro español se situaría en un 27% en este año y sólo bajaría a un 26’5% en 2014. Rosell, a la luz de estos datos, se ha mostrado reacio a aceptarlos, ya que, según él y los informes que maneja tanto Gobierno como CEOE, se está a punto de llegar al “punto plano”, lo que supondría el cambio de orientación en la tasa de paro, siempre, claro está, a la baja.

De esta manera, Rosell se ha mostrado con una cara mucho más amable o positiva que el FMI, alertando de la más que evidente recuperación de empleo a largo plazo y avalando, de esta manera, las reformas del PP en material laboral.

Ahora sólo quedaría esperar y ver cuál de las dos organizaciones está en lo cierto y maneja los datos más correctos. Según los expertos, la evolución de los siguientes meses será fundamental para ver la orientación del mercado laboral; si se sigue destruyendo empleo o si, por el contrario, se genera