La Bola española ha notado las consecuencias de la falta de concreción en las declaraciones de Mario Draghi, presidente del BCE.

Las bolsas han reaccionado a la baja y el ibex ha cerrado la jornada del jueves en mínimos, con pérdidas del 0,9%, situándose en los 8.216 puntos. Draghi dijo que el BCE estaba listo para actuar, pero no concretó ninguna medida exacta, lo que ha sembrado muchas dudas en los mercados y los inversores, aunque aseguró que la institución mantiene en la recámara algunas medidas que se aplicarán llegado el momento necesario e inevitable para ello.

Además, como ya comentábamos esta martes, el reajuste del cálculo de crecimiento para 2013 a la baja, tampoco ayudó a los mercados a cerrar con valores positivos. La única noticia positiva con la que cerramos la semana es el progresivo estancamiento a la baja de la prima de riesgo, la cual se ha situado en los 312 puntos básicos, y el bono en el 4,88%.