Aid & Credit quiere que las familias vivan los más desahogadas posible, sin estrés por pagar facturas o con miedos a imprevistos que puedan hacer tambalear las cuentas de un mes. Y para prevenir todos estos problemas, Aid & Credit quiere darle a conocer su nueva línea de financiación mediante dinero rápido. Una de las principales ventajas de nuestro dinero rápido es que es rápido.

Desde que las oficinas de Aid & Credit abriesen sus puertas hace ya más de veinte años, muchos han sido los problemas que se han solucionado, por difíciles que fuesen. Aid & Credit ha conseguido reducir a la mínima expresión todos y cada uno de los pasos y procesos burocráticos para que usted pueda disfrutar de su dinero rápido lo antes posible.

¿Cuáles son los principales imprevistos que se nos pueden presentar?

  • Pagos de factura: El clásico por excelencia. La gran mayoría de nosotros nos podemos jactar de pagar prácticamente lo mismo en nuestras facturas mensuales; por ejemplo, sabemos cuánto pagamos por Internet, por la luz o por el agua o por nuestro teléfono.

No obstante, en algún momento podemos llegar a consumir más luz de lo normal, o bien que la compañía haya aumentado las tarifas, los impuestos hayan subido, etc. Todo esto dará lugar a que nos encontremos con un imprevisto, teniendo que pagar una factura mucho más abultada de lo que cabría esperar.

Si la diferencia es de tan solo unos pocos euros, no pasará nada. Sin embargo, si es importante, probablemente tengamos muchos problemas para hacerle frente.

Lo peor de todo es que las empresas que nos ofrecen los diferentes servicios no nos van a dar tregua: es decir, que si no pagamos, no tardarán en cortarnos lo que nos están vendiendo.

  • Pago de seguros: Los seguros son un recurso clave en nuestra vida cotidiana. Nos ayuda a evitar tener que soltar dinero de nuestro bolsillo cuando tenemos un accidente de coche, un problema en la casa, un accidente laboral, etc.

El problema son los pagos de los mismos: si vamos pagando la cuota mes a mes, en pequeñas cantidades, seguramente ni nos enteremos. El problema viene cuando lo pagamos todo de golpe, precisamente para no perder el dinero poco a poco. Esto puede hacer que en un momento determinado del año, en el que ya no nos acordábamos, tengamos que pagar elevadas cifras por todos los seguros que hemos contratado.

Un problema de no pagar a tiempo es que podemos llegar a perder todas las bonificaciones que hemos ido consiguiendo con el seguro con el paso de los años, por lo que conviene tener mucho cuidado en este mundo.

  • Pagos escolares: Aunque nuestros hijos pueden tener muchos gastos escolares a lo largo del año, el más clásico, así como el más temido, es la factura de los libros, que presumiblemente tendremos que pagar en el mes de septiembre, al inicio del curso escolar.

El problema de este pago es que es imprevisible: nunca sabemos la cantidad de libros que se nos van a pedir para el siguiente curso. De un curso a otro puede haber una importante subida de la cantidad de libros (lo que supone la diferencia de cientos de euros de un año a otro). Un imprevisto importante también es el pago de los materiales escolares.

Estos son los imprevistos más habituales que nos pueden surgir para que tengamos la intención de contratar un préstamo o un crédito rápido… pero lo cierto es que no tienen que ser imprevistos. Por ejemplo, podemos aprovechar el dinero para hacer ese viaje que nunca pudimos realizar, o bien para iniciar un negocio en el que nos hace falta algo de capital.

Si usted quiere ganar en tranquilidad y no preocuparse por los imprevistos, llame ya al teléfono gratuito 900 101 854 o deje sus datos en este artículo y nuestros asesores se pondrán en contacto lo antes posible. No lo piense más, pida el dinero rápido de Aid & Credit.