Abrimos la semana con la nueva propuesta del Banco Europeo de Inversiones (BEI) hecha a los estados miembros de la Unión Europea con varias fórmulas que potencien el apoyo financiero a las pequeñas y medianas empresas de Europa.

Esta propuesta podría contar con hasta un total de 100.000 millones de euros (por lo que gana bastante transcendencia), teniendo como objetivo ayudar a las pymes pero, por otro lado, y no por ello menos importante, también tratar de erradicar el paro juvenil que se extiende por todo Europa, en especial los países del entorno Mediterráneo.

La idea del proyecto sería recrear fórmulas que cubrieran los riesgos de los bancos que otorgan créditos a las pymes. Este aspecto se debatirá en el próximo Consejo Europeo de los Jefes de Estado y de gobierno europeos.

Buenas noticias, sin duda, para los jóvenes con esperanzas de montar su propia empresa y también para aquellos que están esperando una oportunidad laboral que, a día de hoy, se les ha complicado por la crisis.