Desde Aid & Credit sabemos la compleja situación de nuestros futuros y posibles clientes. Por ese motivo, creemos necesaria la transparencia entre ambas partes y, para ello, la empresa pone al servicio del cliente todos sus recursos humanos para realizar un “Estudio de Viabilidad”, con el objetivo de llegar al mejor acuerdo posible con las entidades financieras.

Por 250 euros, cliente y empresa dan el primer paso para ver los problemas de este solucionados. Posteriormente, una vez realizado este “Estudio de Viabilidad“, Aid & Credit pone en marcha su profesionalidad para conseguir el mejor producto del mercado que mejor se acople a las necesidades del cliente en cuestión.

Si la transparencia entre cliente y empresa falla, es muy probable que el “Estudio de Viabilidad” no sea todo lo preciso que se necesita y la empresa empiece a trabajar sobre una base viciada y, en definitiva, no ofrezca al cliente lo que este le demanda.

¿En qué consiste el estudio de viabilidad?

Un estudio de viabilidad es un recurso que se llevará a cabo a la hora de solicitar cualquier tipo de préstamo con una entidad bancaria o con una empresa especializada en la concesión de créditos rápidos. De hecho, aunque alguna vez hiciéramos un préstamo a un particular, también lo deberíamos de hacer, más que nada para tener en cuenta los posibles riesgos del trato.

Tanto como si se quiere solicitar un préstamo de una cantidad pequeña (de unos 250€ para pagar el seguro del coche), una cantidad más o menos grandes (como unos 1000€ para pagar la reparación del coche), como una hipoteca, la entidad responsable siempre se encargará de la realización de este estudio.

Dependiendo de lo que se busque, los criterios que cumplirán el estudio serán más o menos extremos. Obviamente, si un usuario tiene una buena fuente de ingresos regular, pero en un momento dado tiene un problema y necesita unos 250€ para pagar la luz, la concesión será casi inmediata, pero no lo será si el usuario no percibe ningún ingreso y encima quiere pedir la hipoteca para un chalet de lujo.

Unos son algunos de los factores que se evaluarán en el estudio:

Identidad del usuario (esto se comprobará tanto a través del Documento Nacional de Identidad o equivalente) y a través de un número de cuenta bancaria.

Fuente de ingresos regular: por lo general, suele ser la recepción de una nómina, pero también se puede estudiar el caso con la recepción de una prestación o de una pensión.

-Y ya dependiendo del motivo del préstamo, el estudio de viabilidad también puede entrañar el estudio del contrato de trabajo (en el caso de que lo hubiera), facturas, tasación de la vivienda (si estamos hablando de una solicitud de hipoteca), si se está o no en un registro de morosos (tipo ASNEF).

¿Qué ocurre si la solicitud de crédito no pasa el estudio de viabilidad?

Si no lo pasa no se puede hacer nada, la solicitud quedará descartada. Igualmente ya te garantizamos que nuestros requisitos son mínimos, por lo que es mucho más probable que consigas la ayuda con nosotros en comparación que con cualquier otra entidad.

Recuerda que en cuanto mejore tu situación podrás solicitar de nuevo el estudio y probar suerte.

Por este motivo, desde Aid & Credit vemos la pequeña inversión de estos 250 euros como positiva para ambas partes ya que es, sin duda, el primer paso hacia la ayuda.