García Margallo, ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, ha afirmado esta semana que el conjunto de reformas que está llevando a cabo el gobierno del Partido Popular está dando sus frutos ya que hace por cambiar el modelo económico del Estado.

La idea que defiende Margallo es que se están poniendo los cimientos de un cambio en el paradigma del motor económico al dejar a un lado el ladrillo y potenciar la productividad, la competitividad y las exportaciones.

Margallo se ha referido en términos médicos a los problemas que tiene España tras el paso de los socialistas por el poder. El gobierno, según Margallo, está cambiando un modelo que demostró ser inestable y no lo está maquillando o arreglarlo. Los datos que ha utilizado Margallo para basar esta hipótesis son que un 30% del PIB español está representado por exportaciones, el cual tiene un carácter definitivo ya que las empresas españolas han afrontado retos complejos de una manera excelente.

Por último, añadió que la España de Mariano Rajoy está corriendo mucho más que la Zapatero.