Luis María Linde, gobernador del Bando de España, ha vuelto a hacer hincapié en los riesgos de la economía española para con los objetivos de déficit marcados en un 6,5% del PIB en 2013.

Esto se debe a la debilidad de los ingresos y de la recuperación de la paga extra de los funcionarios. Por lo tanto, Linde advierte que, si bien es cierto que la economía española ha mejorado en el último año, esta dinámica de mejoras es aún bastante débil y por ello no podemos bajar la guardia.

El punto más importante para el gobernador es el argumento del déficit. Linde ha seguido subrayando en el Senado (tal y como hiciera en el Congreso y en la Comisión Europea) que el objetivo señalado de déficit es alcanzable, pero para ello han de recuperarse los ingresos en los meses finales del año.

Por último, el gobernador del Banco de España, ha asegurado que las reformas estructurales son ahora más importantes que nunca ya que se prevé que la dauda pública alcance el 100% en 2015.