El Banco Central Europeo tiene dudas de que España pueda cumplir este año con el défitit que le fue impuesto por Bruselas del 6,5% del PIB, pese a que se ha visto cierta mejora en materia fiscal como ha confirmado el propio BCE en su último comunicado oficial de septiembre.

Según el BCE, la recuperación pasaría por un aumento del consumo, la creación de empleo y por una disminución del fraude fiscal, animando a que el gobierno trabaje en potenciar estas vías, como ya hizo, por ejemplo, con los cambios impositivos que se aprobaron a finales de junio.

El Secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez, ha asegurado que España se encuentra en la buena dirección y que los esfuerzos que están realizando el conjunto de los españoles, pronto darán sus frutos.