El día a día de una familia o una empresa española está lleno de imprevistos. La rotura del frigorífico, un coche o una factura en el cajón pueden hacer que sus cuentas se desestabilicen ese mes. ¿Y como afrontar este gasto de manera rápida y senilla, sin tener que esperar a tramites burocráticos? Aid & Credit tiene la solución.

Desde que abriésemos nuestras puertas hace ya más de veinte años, por nuestros expertos han pasado miles de clientes con problemas parecidos: los imprevistos. A todos ellos le recomendamos la misma herramienta, nuestro dinero rápidoFruto de nuestra experiencia, el dinero rápido de Aid & Credit es realmente rápido. Nuestros expertos han reducido a la mínima expresión los trámites burocráticos para que usted pueda disfrutar de su cuantía lo antes posible.

¿Para qué nos puede servir un crédito rápido?

Por mucho que creamos que lo tenemos todo bajo control en cuanto a gastos se refiere, en cualquier momento nos puede llegar un pago con el que no contábamos.

Puede que haya habido un incremento considerable en la factura de la luz, puede que nos haya llegado una multa a través de un radar, el pago de impuestos, un cargo de material de libros escolares…

Estos cargos se presentarán sin avisar y lo peor de todo, es que no tendremos mucho tiempo para poder hacer frente a los mismos.

Por ejemplo, en el caso de que queramos aprovecharnos del “pronto pago” de la multa (que nos ofrecerá una reducción de un 50% del valor original), tendremos que ser bastante rápidos.

Las entidades especialistas en créditos rápidos se hacen eco de esta necesidad, ofreciendo un tipo de servicio que puede ofrecer la cantidad de dinero solicitada en tan sólo unos minutos desde el momento de la solicitud (todo lo más, en unos pocos días). Además, para hacer que no se requiera de mucho tiempo a la hora de solicitarlos, nosotros te pedimos la mínima cantidad de requisitos posibles. La idea es que puedas afrontar la deuda antes de que sea demasiado tarde, consiguiendo un cierto tiempo extra para que puedas devolver el dinero sin ningún tipo de problema.

¿Y por qué no acudir directamente a la entidad bancaria?

Sería lo más lógico ¿verdad? Al fin y al cabo, es en el banco en dónde están guardando nuestro dinero, por lo que si quisiéramos un crédito, deberíamos de ponernos en contacto con ellos en primera instancia.

El problema viene cuando los bancos nos pedirán toda una gran cantidad de requisitos para optar al crédito, incluso hasta avales, además de tomarse su tiempo para comprobar que todo está correcto. Es decir, que si tenemos prisa para tener el dinero, el banco no se va a mostrar más flexible por ello. Puede darse el caso de que, aun habiendo esperando varios días, recibamos una respuesta negativa y nos toque empezar el proceso desde el principio con otra entidad bancaria.

No te compliques más y apuestas por el dinero rápido de una empresa como la nuestra para solucionar tus problemas económicos de un plumazo. Un “colchón” de seguridad que tendremos a mano para cubrir imprevistos.

Si usted desea más información acerca de nuestro dinero rápido sólo tienen que llamar al teléfono gratuito 900 101 854. Nuestros asesores le darán toda la información que usted necesite.