Como ya hablamos hace unas semanas, Moody’s, agencia de calificación privada, subió la nota media de la solvencia española desde el Baa3, al borde del bono basura, al Baa2, lo que supuso la primera mejora de este indicador en mas de cuatro años.

Las reacciones a esta noticia se siguen sucediendo y personalidades políticas y económicas han saltado a la palestra mediática para congratularse por dicha acción; así, el más importante de todos, ha sido el Ministro de economía español, Luis de Guindos, el cual ha celebrado esta decisión de Moody`s aunque ha dejado bien claro que España no puede relajarse ahora que las cosas empiezan a ir bien, y ha de seguir con la premisa de trabajar duro y seguir profundizando en las reformas estructurales llevadas a cabo por el gobierno del que forma parte.

Los comentarios de Aid and Credit son que la primera premisa de la economía española ha de ser la de fortalecer y mantener el crecimiento económico a toda costa para que el conjunto de la ciudadanía se vea beneficiada del contexto macroeconómico, que empieza a ser benigno.