¿Qué es la reunificación de deudas?

¿Qué es la reunificación de deudas?

Muchas familias no son capaces de hacer frente al pago de la hipoteca en combinación con lo que deben de la tarjeta de crédito, el préstamo del coche… Por lo que existe la opción conocida como “reunificación de deudas”. La idea es poder acumular todas estas deudas en una sola que se afrontará de manera mensual.

Tiene una gran ventaja de cara al cliente y es que los intereses afrontar son menores porque estamos hablando de un determinado tipo de préstamo hipotecario. Además, el plazo de amortización es bastante mayor. De esta manera, podemos conseguir reducir la cuota mensual de una forma drástica ayudando a que podamos vivir de una forma más desahogada.

Un buen recurso que te ayudará a conseguir esa libertad que necesitas para no vivir tan agobiado y llegar a fin de mes de una vez por todas.

Características de la reunificación de deudas: ¿Realmente vale la pena?

En algunos momentos de la vida se puede necesitar de cierta financiación para cubrir algunas necesidades, como puede ser la compra de un inmueble, de una casa, para las vacaciones o algún gasto imprevisto que se haya podido presentar. Es por ello por lo que las entidades bancarias dan la posibilidad de solicitar varios préstamos bancarios al mismo tiempo.

Puede ser un completo dolor de cabeza gestionarse teniendo en cuenta todos los gastos a los que hay que hacer frente. Por ello, existe el recurso de la reunificación de deudas.

Sobretodo aporta comodidad: La idea es poder agrupar todos los préstamos y las hipotecas en el mismo préstamo, consiguiendo así reducir la cantidad de lo que se está pagando mes a mes.

También ayuda a conseguir un cierto control y es que en una sola cuota se procederá con todo lo que haya que cobrar, evitando cualquier gasto inesperado que pueda desestabilizar la economía familiar.

¿Cómo funciona la reunificación de deudas?

En la reunificación de deudas existe una agencia especializada, que recibe el nombre de medidora, que será la encargada de hacer el análisis para,  en el momento en el que se apruebe la operación, negociar con las entidades bancarias sobre nuevas condiciones de pago, tipos de interés, plazos de amortización. Nuestra entidad Aid & Credit actúa de mediadora en este caso.

El siguiente paso consistirá en cancelar de forma anticipada todos los préstamos que ya existan y se empezará a consolidar uno nuevo (ya sea hipotecario o personal dependiendo de si hay o no hipoteca).

El resultado final será el de haber pasado de tener varios préstamos a tener tan sólo uno; en el mismo se deben de sumar los totales de cada deuda individual, teniendo un único tipo de interés y plazo de amortización.

¿Cuáles son las ventajas de apostar por la reunificación de deudas?

Pagos unificados: Se unifican los pagos en una cuota menor, lo que supone un desahogo financiero de lo más interesante. Sin embargo, habrá que pagar más intereses al final.

Comodidad: Todos los pagos se incluirán en una única cuota, pudiendo controlar los gastos con mayor control, evitando sorpresas desagradables.

No obstante, habrá que considerar que algunos bancos podrían llegar a cobrar comisiones por este tipo de servicio, además de que hay que pagar nuevamente todas las comisiones asociadas a tasaciones, notarios, impuestos, etc.

Su crédito con Aid and Credit

Su crédito con Aid and Credit

¿Atraviesa problemas financieros? ¿Necesita dinero urgente? Aid and credit puede ser la solución que necesita.

Aid and Credit ofrece a sus clientes la posibilidad de solicitar un crédito rápido para conseguir dinero urgente. Gracias a nuestros más de 20 años de experiencia, esta empresa ha generado unos resultados positivos y una demanda cada vez más grande dentro de sus clientes.

Algunas razones por las que debería atreverse a pedir un crédito rápido

Es posible que todavía no tenga muy claro para que le puede servir un crédito rápido. Es posible que piense en este dinero cómo en un préstamo que sólo le va a derivar en intereses importantes, pero lo cierto es que sus ventajas son de lo más interesantes.

Lo más normal es que estos préstamos rápidos estén solamente destinados a una opción de último recurso; es decir, si no ha conseguido otro medio de financiación (ni mediante recursos propios, ni por la ayuda de amigos o familiares), entonces puede decantarse con ellos.

Su gran ventaja por excelencia es que se considera el dinero más rápido del mundo; tanto que, en el caso de que cumpla con todas las condiciones, y que tenga una cuenta en la entidad o entidades que le proponemos, puede tener el dinero ingresado en tan sólo 5 minutos (como máximo estará ingresado en un plazo de entre 48 o 72 horas, considerado que todos los días son laborables).

Pero las ventajas de pedir este tipo de crédito rápido no terminan aquí ni mucho menos: el papeleo que tendrá que hacer será mínimo. Una vez que haya introducido un mínimo de información, el sistema será capaz de darle una respuesta sobre si es o no un candidato/a apto para recibir el dinero. Si no fuera así no le haremos perder el tiempo. Otras entidades le pedirán una gran cantidad de documentación tan sólo para decirle que no.

En principio, con su número de identificación (DNI o equivalente), un documento que acredite que está percibiendo ingresos de forma regular y con su número del banco, estaremos listos para poder darle una respuesta sobre su solicitud. No quiere decir que se la vayamos a aprobar si o si, pero en cualquier caso lo tendrá mucho más fácil que con otras opciones.

Le proporcionamos un práctico servicio de atención al cliente para poder echarle una mano con lo que necesite; si tiene alguna pregunta, consulta, queja, ruego o solicitud variada, desde Aid & Credit haremos todo lo que esté en nuestra mano para poder darle solución en un tiempo récord.

Ya sabe, tan sólo debe de marcar en su teléfono el número 900 101 854 para que le atienda uno de nuestros agentes.

Consiga dinero rápido sin complicaciones ya mismo.

Hipotecas de Capital Privado

Hipotecas de Capital Privado

Conseguir una casa propia hoy en día es mucho más complicado que hace algunos años. La principal razón de ello es que la financiación que ofrecen los bancos entraña toda una serie de requisitos que no son nada fáciles de lograr; y no solo eso, sino que también tienen asociados productos bancarios y servicios que debemos de contratar si queremos acceder a la hipoteca en cuestión.

Ante este panorama de caos aparecen en el mercado las hipotecas privadas. Estamos hablando de un tipo de concesión económica que tiene asociadas unas condiciones mucho más fáciles de cumplir que con una hipoteca tradicional, además de que se suelen tramitar en mucho menos tiempo.

¿Qué es exactamente una hipoteca de capital privado?

Son hipotecas que se formalizan entre particulares o bien entre un particular y una entidad diferente a un banco. Este tipo de financiación también puede ser solicitada por autónomos, por empresas, por profesionales varios, con la finalidad de adquirir un inmueble, un chalet, una vivienda, un apartamento, etc.

¿Quiénes pueden optar a una hipoteca de capital privado?

Cómo no hay que cumplir muchos requisitos, son la opción perfecta para la gran mayoría de los ciudadanos.

Estos son algunos de los motivos para solicitar una hipoteca de capital privado, en lugar de ir al banco:

  • Estar en algún registro de morosos (cómo el ASNEF): Si el banco descubre que estas en estos registros, lo más probable es que te deniegue la hipoteca. Estos registros son algo absurdos en ciertas ocasiones; por ejemplo, hemos podido tener un desacuerdo con la compañía de teléfono, y es posible que nos hayan metido por una deuda de tan solo 20€. Existen compañías especializadas en la concesión de créditos rápidos, como nosotros, quienes no consideramos este criterio como determinante.
  • Haber agotado otras fuentes: Además del hecho de estar en un registro de morosos, son muchas las razones por las cuáles se nos puede denegar una hipoteca en un banco. Si este es nuestro caso, puedes echar un vistazo a este tipo de empresa, a sabiendas de que tendrás más suerte.

¿Qué requisitos te vamos a solicitar para que puedas acceder a nuestras hipotecas de capital privado?

Identificación: Necesitamos poder acreditar tu identidad, por lo que tan solo necesitaremos tu DNI. En el caso de que tengas pasaporte, o documentación equivalente, ponte en contacto con nosotros para que determinemos si es necesario.

Documento acreditativo de recepción de ingresos: También nos hará falta comprobar si cuentas con una fuente regular de ingresos, para determinar si vas a poder hacer frente al pago de la deuda.

Cuenta bancaria: Nos hará falta también tu número de cuenta bancaria para poder hacer el ingreso correspondiente.

Desde Aid & Credit te lo ponemos fácil: tanto como si quieres pedir una hipoteca de capital privado, como si bien necesitas un balón de oxígeno para llegar a fin de mes, para cubrir una deuda que ha llegado sin avisar, podemos echarte una mano con tu problema.

Préstamos personales diseñados para usted

Préstamos personales diseñados para usted

En Aid & Credit nuestros expertos y asesores trabajan con una máxima: cada cliente es diferente. Muestra de ello, es que aplicamos todas y cada una de nuestras herramientas económicas de forma diferente en cada cliente, ya que según su situación personal financiera, el procedimiento a seguir es totalmente distinto.

Hoy queremos hablarle de nuestra línea de préstamos personales. En Aid & Credit, a diferencia de la banca tradicional, no preguntamos en que se va a emplear ese dinero. Nuestros expertos saben que siempre que se pide un préstamo personal se va a emplear en algo importante para el cliente. Por ello, decidimos emplear ese tiempo en ver cuál es la mejor forma para el cliente de poder devolver la cuantía, los plazos y el importe mensual sin que el cliente viva asfixiado. En Aid & Credit, tenemos claro que lo importante son las personas.

Las empresas de créditos rápidos no eran demasiado populares en los años anteriores a 2008-2009 (es decir, el periodo en el que se desencadenó la crisis económica). A partir de entonces el crédito empezó a flojear.

Los ciudadanos acudían a las entidades bancarias con el objetivo de poder solicitar dinero para pagar sus deudas (mientras éstas crecían debido a la precariedad laboral, así como a la subida globalizada de los precios). Contra todo pronóstico, las entidades bancarias endurecieron todavía más las condiciones para poder acceder a estos préstamos, haciendo que tan sólo unos pocos afortunados pudieran hacerse con ellos.

Lo más ilógico de todo es que tan sólo las personas que tuvieran dinero podían acceder a los mismos.

El ciudadano, desamparado, tuvo que buscar métodos alternativos para conseguir dinero rápido para pagar sus deudas. Después de que el banco les rechazase y que los familiares no tuvieran el capital suficiente como para poder proceder con el préstamo, fijaron su vista en las empresas de créditos rápidos.

Es cierto que las comisiones que se pagan por acceder a estos créditos pueden ser algo más elevados que lo que te ofrecerá el banco. A cambio, recibiremos el crédito de forma rápida, con un mínimo nivel de requisitos y con las máximas garantías. Siempre y cuando tengas controlados todos estos intereses, no habrá ningún problema.

¿Por qué deberías de apostar por nuestros préstamos personales?

Somos muy rápidos: en muy poco tiempo podrás saber si te podemos conceder o no el crédito (en la misma llamada). Si la resolución fuera positiva, te indicaremos los documentos que nos harán falta para seguir con el proceso. Estos documentos serán mínimos, muy fáciles de conseguir. A diferencia de los bancos, no te mandaremos a las diferentes administraciones para que te puedas hacer con ellos.
Contestaremos a cualquier pregunta que se te pueda ocurrir a través del teléfono de atención al cliente gratuito 900 101 854.

En el caso de que se acerque el plazo de devolución y te des cuenta de que no vas a poder cumplir con el trato a tiempo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que veamos lo que podemos hacer. Intentaremos ofrecerte un trato justo hasta que puedas cubrir la deuda.

Apunta nuestro número de atención al cliente y te ayudaremos con tus problemas económicos.

Pide un préstamo personal y vive más tranquilo

Pide un préstamo personal y vive más tranquilo

Aid & Credit es una empresa con una larga trayectoria en el sector de la intemediación financiera así como somos líderes en volumen y cantidad de operaciones,

En Aid & Credit tenemos un amplio abanico de herramientas, pero hoy queremos destacar los préstamos personales. Nuestros expertos han visto un crecimiento en la petición de préstamos personales por parte de las familias. Una de las máximas de Aid & Credit es ayudar a que nuestros clientes vivan mejor.

Ventajas de los préstamos personales que te ofrecemos

Para que puedas confiar en nuestra empresa especializada en créditos y préstamos rápidos, te recomendamos que sigas leyendo estos puntos:

  • Rapidez: Una de las características clave de nuestro servicio es la rapidez; sabemos que cuando necesitas un crédito es porque te hace falta en el mínimo tiempo posible. Nosotros nos especializamos en los préstamos rápidos; es decir que, desde el momento en el que se hayan cumplido los requisitos estipulados, puedes tener el dinero en la cuenta en muy poco tiempo (calcula entre las 24 y las 72 horas).

En el caso de que, por las razones que sean, no te podamos conceder el préstamo, te lo haremos saber de inmediato, para evitar hacerte perder el tiempo.

  • Requisitos mínimos: Nuestros requisitos para solucionar el préstamo son muy reducidos; por lo general, con tan sólo tu DNI, con un justificante de que se recibe una fuente de ingresos regular (como puede ser la nómina o una pensión), y con el número de cuenta de una cuenta bancaria (para confirmar tu identidad y para ingresarte el dinero directamente si se aprueba el crédito), debería ser más que suficiente.

Eso sí, no dudes de que si falta algún tipo de documento, de inmediato se pondrá en contacto contigo un responsable para poder pedírtelo, con el objetivo de agilizar los trámites.

  • ¿Registro de morosos?: Una duda muy habitual que se nos presentará con las empresas de créditos rápidos es si nos van a conceder el préstamo en cuestión en el caso de que estemos en algún registro de morosos (del estilo ASNEF o similares).

Estas bases de datos eran muy importantes en el pasado, pudiéndote denegar una hipoteca, incluso hasta para poder dar de alta una nueva línea telefónica. Ahora las cosas son muy diferentes: cada vez son menos las empresas de créditos rápidos las que consultan estos registros (y es que te podían meter en ellos por deudas absurdas, como el hecho de deberle 11€ a una compañía de teléfonos).

  • Personalización: Tú eliges cuánto dinero vas a pedir y en cuanto tiempo lo vas a devolver; así podrás controlar tanto los intereses, como lo que vas a pagar en total.

Por todas estas ventajas deberías de apostar por los créditos rápidos que ponemos a tu disposición.

Ante cualquier duda, estaremos encantados de echarte una mano.

Por ello, en Aid & Credit le animamos a que contacte con nosotros y conozca los detalles de nuestros préstamos personales. Si quiere vivir más tranquilo llame al 900 101 854 y le atenderemos de forma personalizada sin ningún compromiso.

¿Imprevistos financieros? Conozca nuestros Préstamos Personales

¿Imprevistos financieros? Conozca nuestros Préstamos Personales

¿Qué es un imprevisto financiero?

Se trata de un cargo que no necesita de ninguna presentación.

Todos tenemos un plan para poder llegar a fin de mes todos los meses… sin embargo, por mucho que creemos que lo tenemos todo bajo control, en cualquier momento se puede presentar un cargo con el que no habíamos contado.

¿Te ha llegado una factura de la luz con una subida demencial? ¿Has llenado la piscina ese mes y no has pensado que esto iba a subir bastante el consumo de agua? ¿Tienes que pagar el seguro del coche que te acabas de compras, y te ha salido más caro de lo esperado? ¿Te han llegado los impuestos y no sabes cómo pagarlo?

Estas son tan solo algunos de los imprevistos que se te pueden presentar en cualquier momento.

Si no satisfacemos los pagos a tiempo, es posible que nos corten el servicio en cuestión, además de tener que pagar los intereses que irán subiendo con el paso del tiempo.

En el caso de que te estés enfrentando a un imprevisto financiero y no veas la solución por ninguna parte, sigue leyendo.

¿Qué podemos hacer ante un imprevisto financiero?

Bueno, no tiene mucho misterio, nos hace falta dinero y nos hace falta ya.

  • Pedir dinero a familiares: Esta sería la opción más favorable ya que lo más probable es que no nos cobren comisión. Sin embargo, tal y como están las cosas, es posible que nadie de nuestro entorno esté en la situación económica adecuada como para poder prestarnos el dinero. También hay que tener cuidado con esto: muchos problemas familiares están relacionados con asuntos de dinero.
  • Pedir dinero al banco: Un clásico que, todo hay que decirlo, funcionaba muy bien en el pasado, pero que ahora no es así. De entrada, el banco te va a pedir cumplir con una serie de requisitos y, para poder demostrar que los cumples, tendrás que aportar muchos papeles (algunos de ellos redundantes). Es decir, que necesitaremos tiempo tanto para poder recopilar los papeles, como para que el banco los revise.

Si estamos en un proceso en el que, por ejemplo, nos van a cortar la luz si no pagamos, el banco no nos va a poner las cosas fáciles. Si nos dan el préstamo cuando nos han cortado la luz, flaco favor nos habrá hecho, ya que tendremos que pagar la desconexión.

  • Pedir dinero a una empresa de créditos rápidos: Si no te quieres complicar la vida, y no quieres perder mucho tiempo, puedes confiar en las empresas de créditos rápidos, como Aid & Credit. Se caracterizan por pedirnos los requisitos mínimos, además de en tramitar el crédito en un tiempo récord desde el momento de la concesión. Además, nos permiten controlar mucho mejor el tiempo de devolución y cuentan con un servicio de atención al cliente con el que podemos ponernos en contacto en todo momento.

En Aid & Credit te ofrecemos todas estas ventajas, para que puedas solucionar el imprevisto de inmediato.