El índice al que están adscritas la mayoría de las hipotecas españolas, el Euríbor, ha cerrado el mes de marzo en el 0,577%, encareciéndose en algo menos de 2 euros las hipotecas a las cuales les toque revisión anual por estas fechas.

Y este dato es noticia ya que este suceso no ocurría desde hace dos años, en 2012, cuando viéramos por última vez un aumento de este tipo, ya que se situó en un 0,59% en los últimos días del mes, hasta quedar en el consabido 0,577, que supondría una subida real y definitiva de 0,032 puntos respecto al mismo período del año pasado

Esta subida, según los expertos, puede estar propiciada por la gran subida del precio del dinero en el mercado interbancario lo que nos muestra una esta subida del Euríbor final.

Así mismo, los expertos consultados no han dudado en pronosticar futuros descensos de este índice, aunque siempre a expensas de la fluctuación del precio final del dinero.

Esperemos que se cumplan, por lo tanto, estas expectativas y la bajada del Euríbor siga animando la concesión de hipotecas rápidas a todo aquel que necesite un bien inmueble.