Wolfgang Schäuble, Ministro de Finanzas alemán, se mostró, la semana pasada, confiado de que se alcance un acuerdo con Grecia en los próximos días; aunque no ha escapado la oportunidad para reafirmarse en que no es posible, desde el punto de vista jurídico, que los países de la eurozona condonen la parte de la deuda al país heleno. “No es posible una quita en la deuda si al mismo tiempo tenemos que dar nuevas garantías. Así que no debe presentarse como un problema alemán porque no lo es. La forma en que hemos construido el mecanismo de estabilidad no permite quitas a la deuda y el Banco Central Europeo tiene la misma posición”.

“Vamos a encontrar una solución, estoy confiado, hemos trabajado bien, espero que no tendremos que esperar hasta la madrugada, estamos preparados para una decisión y creo que la lograremos”. Con estas palabras se ha presentado al eurogrupo,, convencido de que el Fondo Monetario Internacional no dejará en la cuneta el programa griego, pese a las dificultades.ha insistido, y se ha mostrado convencido de que el Fondo Monetario Internacional no abandonará el programa griego por las discrepancias sobre la quita.