International Airlines Group (AIG)  grupo que se creó a partir de la fusión entre Iberia y British Airways, perdió 503 millones durante los primeros seis meses de 2013, aunque esta tendencia se ha frenado ya que entre los meses de abril y junio, AIG ha obtenido un beneficio de 127 millones, frenando por lo tanto las pérdidas que venía acumulando.

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh ha destacado que estos resultados se producen gracias a “los beneficios derivados de la reestructuración de Iberia”, donde hace unos meses se puso en marcha un ERE que amenaza el trabajo de un total de 3100 trabajadores y trabajadores. Por otro lado, ha añadido que los resultados son en general positivos, ya que al aumento de los beneficios se le suma la caída de los costes, del combustible, entre otros.

Por otro lado, no hay que olvidar que, a día de hoy, la plantilla de Iberia ha descendido en un total de 1700 trabajadores y trabajadoras, más de la mitad del ERE anteriormente nombrado, mientras que a gran parte del personal de la empresa se le ha aplicado una rebaja salarial de entre el 11 y el 18%. Walsh, en este aspecto, añadió que a AIG, en materia laboral, aún le queda mucho por hacer.