Su crédito con Aid and Credit

Su crédito con Aid and Credit

¿Atraviesa problemas financieros? ¿Necesita dinero urgente? Aid and credit puede ser la solución que necesita.

Aid and Credit ofrece a sus clientes la posibilidad de solicitar un crédito rápido para conseguir dinero urgente. Gracias a nuestros más de 20 años de experiencia, esta empresa ha generado unos resultados positivos y una demanda cada vez más grande dentro de sus clientes.

Algunas razones por las que debería atreverse a pedir un crédito rápido

Es posible que todavía no tenga muy claro para que le puede servir un crédito rápido. Es posible que piense en este dinero cómo en un préstamo que sólo le va a derivar en intereses importantes, pero lo cierto es que sus ventajas son de lo más interesantes.

Lo más normal es que estos préstamos rápidos estén solamente destinados a una opción de último recurso; es decir, si no ha conseguido otro medio de financiación (ni mediante recursos propios, ni por la ayuda de amigos o familiares), entonces puede decantarse con ellos.

Su gran ventaja por excelencia es que se considera el dinero más rápido del mundo; tanto que, en el caso de que cumpla con todas las condiciones, y que tenga una cuenta en la entidad o entidades que le proponemos, puede tener el dinero ingresado en tan sólo 5 minutos (como máximo estará ingresado en un plazo de entre 48 o 72 horas, considerado que todos los días son laborables).

Pero las ventajas de pedir este tipo de crédito rápido no terminan aquí ni mucho menos: el papeleo que tendrá que hacer será mínimo. Una vez que haya introducido un mínimo de información, el sistema será capaz de darle una respuesta sobre si es o no un candidato/a apto para recibir el dinero. Si no fuera así no le haremos perder el tiempo. Otras entidades le pedirán una gran cantidad de documentación tan sólo para decirle que no.

En principio, con su número de identificación (DNI o equivalente), un documento que acredite que está percibiendo ingresos de forma regular y con su número del banco, estaremos listos para poder darle una respuesta sobre su solicitud. No quiere decir que se la vayamos a aprobar si o si, pero en cualquier caso lo tendrá mucho más fácil que con otras opciones.

Le proporcionamos un práctico servicio de atención al cliente para poder echarle una mano con lo que necesite; si tiene alguna pregunta, consulta, queja, ruego o solicitud variada, desde Aid & Credit haremos todo lo que esté en nuestra mano para poder darle solución en un tiempo récord.

Ya sabe, tan sólo debe de marcar en su teléfono el número 900 101 854 para que le atienda uno de nuestros agentes.

Consiga dinero rápido sin complicaciones ya mismo.

Aid & Credit: La empresa que buscas para solicitar un crédito

Aid & Credit: La empresa que buscas para solicitar un crédito

En Aid & Credit estamos especializados en ofrecerte asesoramiento y servicios de intermediación financiera para poder ayudarte a conseguir un préstamo, una hipoteca, en procesos de embargos, subastas…

Dentro de este mundo podemos encontrar términos bastante confusos que no siempre nos ayudan a conseguir lo que tenemos en mente. Para evitar que te pueda llegar a engañar, nosotros te podemos dar el asesoramiento que necesitas y siempre con las cosas claras: estamos disponibles a lo largo de toda España por lo que, independientemente de que tipo de situación que tengas que enfrentar, nosotros seremos capaces de realizar un estudio personalizado para poder ayudarte con todo lo que te haga falta.

¿En qué te tienes que basar para elegir una buena empresa especializada en concesión de créditos rápidos?

Cómo son tantas las empresas de créditos rápidos que se nos presentan, el cliente puede estar algo abrumado a la hora de tomar su decisión y, peor aún, decantarse por una que no le convenga en absoluto, que o bien las comisiones sean desorbitadas, o bien las condiciones no estén demasiado claras.

Para ayudarte con ello, hemos preparado un pequeño listado de criterios que te ayudará a tomar tu decisión.

Requisitos solicitados

Antes de entrar en este punto, es crucial que definamos exactamente lo que se entiende por una empresa de créditos rápidos: por ejemplo, si nos ha llegado una factura de la luz mucho más elevado de lo normal, si nuestro coche ya no funciona y necesitamos uno urgente para ir a trabajar, o cualquier otro tipo de situación extrema relacionada, nos hace falta dinero, y rápido.

Por ello, no podemos estar perdiendo el tiempo recopilando toda una gran cantidad de papeles (cómo nos exigirían en los bancos y en ciertas entidades). Elige una empresa que te pida lo mínimo posible; tan solo lo justo para corroborar que efectivamente, vas a poder hacer frente al pago del cara al futuro.

Atención personalizada

A la hora de solicitar un crédito, son muchas las preguntas las que se nos pueden venir a la mente y es por esta razón, por la que nos hace falta una empresa especializada en la que podamos confiar, que realmente vaya a atender a nuestras dudas.

La atención al cliente es crucial; necesitaremos, como mínimo, un número de atención al cliente llevado por expertos, para ayudarnos siempre que lo necesitemos.

Rapidez en la concesión del crédito

Pero de nada sirve que nos exijan pocos requisitos si luego, a la hora de la verdad, tardan tanto como el banco en concedernos el préstamo. También tenemos que evaluar el tiempo de concesión del mismo. La mejor opción es apostar por una empresa especializada en créditos rápidos que pueda lograr que tengamos el dinero ingresado en la cuenta bancaria tras las 24-48 horas después de la aprobación.

Todas estas características, y muchas otras, se cumplen en nuestro servicio de créditos rápidos.

Si tienes alguna duda sobre la calidad de nuestros servicios, te recomendamos que consultes los comentarios de Aid & Credit que han dejado todos los usuarios que aprobado nuestros servicios. Como ya podrás ver, la gran mayoría de ellas son positivas (no todas porque es imposible contentar a todos los clientes) pero, si haces un balance, te darás cuenta de la gran calidad que promulgamos con nuestros servicios.

Si necesitas dinero, pero te hace falta ya, confía en nosotros.

Hipotecas de Capital Privado

Hipotecas de Capital Privado

Conseguir una casa propia hoy en día es mucho más complicado que hace algunos años. La principal razón de ello es que la financiación que ofrecen los bancos entraña toda una serie de requisitos que no son nada fáciles de lograr; y no solo eso, sino que también tienen asociados productos bancarios y servicios que debemos de contratar si queremos acceder a la hipoteca en cuestión.

Ante este panorama de caos aparecen en el mercado las hipotecas privadas. Estamos hablando de un tipo de concesión económica que tiene asociadas unas condiciones mucho más fáciles de cumplir que con una hipoteca tradicional, además de que se suelen tramitar en mucho menos tiempo.

¿Qué es exactamente una hipoteca de capital privado?

Son hipotecas que se formalizan entre particulares o bien entre un particular y una entidad diferente a un banco. Este tipo de financiación también puede ser solicitada por autónomos, por empresas, por profesionales varios, con la finalidad de adquirir un inmueble, un chalet, una vivienda, un apartamento, etc.

¿Quiénes pueden optar a una hipoteca de capital privado?

Cómo no hay que cumplir muchos requisitos, son la opción perfecta para la gran mayoría de los ciudadanos.

Estos son algunos de los motivos para solicitar una hipoteca de capital privado, en lugar de ir al banco:

  • Estar en algún registro de morosos (cómo el ASNEF): Si el banco descubre que estas en estos registros, lo más probable es que te deniegue la hipoteca. Estos registros son algo absurdos en ciertas ocasiones; por ejemplo, hemos podido tener un desacuerdo con la compañía de teléfono, y es posible que nos hayan metido por una deuda de tan solo 20€. Existen compañías especializadas en la concesión de créditos rápidos, como nosotros, quienes no consideramos este criterio como determinante.
  • Haber agotado otras fuentes: Además del hecho de estar en un registro de morosos, son muchas las razones por las cuáles se nos puede denegar una hipoteca en un banco. Si este es nuestro caso, puedes echar un vistazo a este tipo de empresa, a sabiendas de que tendrás más suerte.

¿Qué requisitos te vamos a solicitar para que puedas acceder a nuestras hipotecas de capital privado?

Identificación: Necesitamos poder acreditar tu identidad, por lo que tan solo necesitaremos tu DNI. En el caso de que tengas pasaporte, o documentación equivalente, ponte en contacto con nosotros para que determinemos si es necesario.

Documento acreditativo de recepción de ingresos: También nos hará falta comprobar si cuentas con una fuente regular de ingresos, para determinar si vas a poder hacer frente al pago de la deuda.

Cuenta bancaria: Nos hará falta también tu número de cuenta bancaria para poder hacer el ingreso correspondiente.

Desde Aid & Credit te lo ponemos fácil: tanto como si quieres pedir una hipoteca de capital privado, como si bien necesitas un balón de oxígeno para llegar a fin de mes, para cubrir una deuda que ha llegado sin avisar, podemos echarte una mano con tu problema.

¿Sabes que un único pago al mes es posible con la reunificación de deudas?

¿Sabes que un único pago al mes es posible con la reunificación de deudas?

El final de mes de todas y cada una de las familias españolas está marcado por un denominador común: agobios al acumularse los pagos. Aid & Credit es consciente de ello por lo que ha desarrollado y mejorado la reunificación de deudas.

Con la reunificación de deudas podrá tener un único pago a final de mes, con un interés realmente bajo y, lo más importante, eligiendo usted la cuota a pagar.

¿Qué es la reunificación de deudas?

Es un procedimiento bancario que se basa en unificar la deuda hipotecaria pendiente de un usuario con otras deudas (por ejemplo, puede ser con un préstamo del coche, con lo que estamos pagando de las tarjetas de crédito, con algún crédito o préstamo que pueda estar pendiente). La idea es lograr una gran hipoteca que englobe a todas las demás.

La gran ventaja para el cliente es que como estamos hablando de un tipo de préstamo hipotecario, entraña un interés mucho más reducido que el que tienen la mayoría de las deudas previas, además de contar con un plazo de amortización muy superior. En definitiva, con esto se consigue una reducción más que significativa de la cuota mensual que estábamos pagando, además de lograr que el deudor tenga mayor liquidez a final de mes, lo que le permitirá al mismo tiempo ir mucho más desahogado.

Nosotros te ofrecemos un servicio especializado en la reunificación de deudas y ya te aseguramos que funcionará de una forma mucho más rápida que la forma de actuar de un banco al uso.

¿Qué requisitos hay que cumplir para solicitar la reunificación de deudas?

Tan y como su nombre indica, el requisito principal que debemos de tener es disponer de una hipoteca (no nos referimos a solicitarla, si no que ya haya sido solicitada y estemos pagando mes a mes las cuantías correspondientes).

De esta manera, habrá que aportar esta documentación:

DNI o documento equivalente del interesado (con el objetivo de poder confirmar nuestra identidad).

Escritura de vivienda: También se nos solicitará la escritura de la vivienda (una copia).

-Dependiendo de cada caso en cuestión, se pueden solicitar algunos documentos con la última declaración de la renta (IRPF), el último valor de tasación del que dispone la vivienda, los últimos recibos liquidados de los créditos pendientes, las cartas de abogados judiciales en caso de embargos, etc.

¿Se puede contratar esta figura si estamos en un registro de morosos?

Los registros de morosos, como puede ser el ASNEF o el RAI, pueden incluirte en la base de datos si no has cumplido con una deuda. Nosotros te podemos conceder este tipo de trato con independencia de que te encuentres en esos registros de morosos.

Ahora ya sabes cómo esta figura puede ayudarte.

Olvídese de los intereses abusivos y los agobios por estas fechas, Aid & Credit  es su solución. Si quiere más información sólo tiene que llamar al teléfono gratuito 900 101 854 y nuestros asesores le darán toda los detalles de la reunificación de deudas.

Pide un préstamo personal y vive más tranquilo

Pide un préstamo personal y vive más tranquilo

Aid & Credit es una empresa con una larga trayectoria en el sector de la intemediación financiera así como somos líderes en volumen y cantidad de operaciones,

En Aid & Credit tenemos un amplio abanico de herramientas, pero hoy queremos destacar los préstamos personales. Nuestros expertos han visto un crecimiento en la petición de préstamos personales por parte de las familias. Una de las máximas de Aid & Credit es ayudar a que nuestros clientes vivan mejor.

Ventajas de los préstamos personales que te ofrecemos

Para que puedas confiar en nuestra empresa especializada en créditos y préstamos rápidos, te recomendamos que sigas leyendo estos puntos:

  • Rapidez: Una de las características clave de nuestro servicio es la rapidez; sabemos que cuando necesitas un crédito es porque te hace falta en el mínimo tiempo posible. Nosotros nos especializamos en los préstamos rápidos; es decir que, desde el momento en el que se hayan cumplido los requisitos estipulados, puedes tener el dinero en la cuenta en muy poco tiempo (calcula entre las 24 y las 72 horas).

En el caso de que, por las razones que sean, no te podamos conceder el préstamo, te lo haremos saber de inmediato, para evitar hacerte perder el tiempo.

  • Requisitos mínimos: Nuestros requisitos para solucionar el préstamo son muy reducidos; por lo general, con tan sólo tu DNI, con un justificante de que se recibe una fuente de ingresos regular (como puede ser la nómina o una pensión), y con el número de cuenta de una cuenta bancaria (para confirmar tu identidad y para ingresarte el dinero directamente si se aprueba el crédito), debería ser más que suficiente.

Eso sí, no dudes de que si falta algún tipo de documento, de inmediato se pondrá en contacto contigo un responsable para poder pedírtelo, con el objetivo de agilizar los trámites.

  • ¿Registro de morosos?: Una duda muy habitual que se nos presentará con las empresas de créditos rápidos es si nos van a conceder el préstamo en cuestión en el caso de que estemos en algún registro de morosos (del estilo ASNEF o similares).

Estas bases de datos eran muy importantes en el pasado, pudiéndote denegar una hipoteca, incluso hasta para poder dar de alta una nueva línea telefónica. Ahora las cosas son muy diferentes: cada vez son menos las empresas de créditos rápidos las que consultan estos registros (y es que te podían meter en ellos por deudas absurdas, como el hecho de deberle 11€ a una compañía de teléfonos).

  • Personalización: Tú eliges cuánto dinero vas a pedir y en cuanto tiempo lo vas a devolver; así podrás controlar tanto los intereses, como lo que vas a pagar en total.

Por todas estas ventajas deberías de apostar por los créditos rápidos que ponemos a tu disposición.

Ante cualquier duda, estaremos encantados de echarte una mano.

Por ello, en Aid & Credit le animamos a que contacte con nosotros y conozca los detalles de nuestros préstamos personales. Si quiere vivir más tranquilo llame al 900 101 854 y le atenderemos de forma personalizada sin ningún compromiso.

¿Imprevistos financieros? Conozca nuestros Préstamos Personales

¿Imprevistos financieros? Conozca nuestros Préstamos Personales

¿Qué es un imprevisto financiero?

Se trata de un cargo que no necesita de ninguna presentación.

Todos tenemos un plan para poder llegar a fin de mes todos los meses… sin embargo, por mucho que creemos que lo tenemos todo bajo control, en cualquier momento se puede presentar un cargo con el que no habíamos contado.

¿Te ha llegado una factura de la luz con una subida demencial? ¿Has llenado la piscina ese mes y no has pensado que esto iba a subir bastante el consumo de agua? ¿Tienes que pagar el seguro del coche que te acabas de compras, y te ha salido más caro de lo esperado? ¿Te han llegado los impuestos y no sabes cómo pagarlo?

Estas son tan solo algunos de los imprevistos que se te pueden presentar en cualquier momento.

Si no satisfacemos los pagos a tiempo, es posible que nos corten el servicio en cuestión, además de tener que pagar los intereses que irán subiendo con el paso del tiempo.

En el caso de que te estés enfrentando a un imprevisto financiero y no veas la solución por ninguna parte, sigue leyendo.

¿Qué podemos hacer ante un imprevisto financiero?

Bueno, no tiene mucho misterio, nos hace falta dinero y nos hace falta ya.

  • Pedir dinero a familiares: Esta sería la opción más favorable ya que lo más probable es que no nos cobren comisión. Sin embargo, tal y como están las cosas, es posible que nadie de nuestro entorno esté en la situación económica adecuada como para poder prestarnos el dinero. También hay que tener cuidado con esto: muchos problemas familiares están relacionados con asuntos de dinero.
  • Pedir dinero al banco: Un clásico que, todo hay que decirlo, funcionaba muy bien en el pasado, pero que ahora no es así. De entrada, el banco te va a pedir cumplir con una serie de requisitos y, para poder demostrar que los cumples, tendrás que aportar muchos papeles (algunos de ellos redundantes). Es decir, que necesitaremos tiempo tanto para poder recopilar los papeles, como para que el banco los revise.

Si estamos en un proceso en el que, por ejemplo, nos van a cortar la luz si no pagamos, el banco no nos va a poner las cosas fáciles. Si nos dan el préstamo cuando nos han cortado la luz, flaco favor nos habrá hecho, ya que tendremos que pagar la desconexión.

  • Pedir dinero a una empresa de créditos rápidos: Si no te quieres complicar la vida, y no quieres perder mucho tiempo, puedes confiar en las empresas de créditos rápidos, como Aid & Credit. Se caracterizan por pedirnos los requisitos mínimos, además de en tramitar el crédito en un tiempo récord desde el momento de la concesión. Además, nos permiten controlar mucho mejor el tiempo de devolución y cuentan con un servicio de atención al cliente con el que podemos ponernos en contacto en todo momento.

En Aid & Credit te ofrecemos todas estas ventajas, para que puedas solucionar el imprevisto de inmediato.

¿Su Crédito? Con Aid & Credit

¿Su Crédito? Con Aid & Credit

Si usted está interesado en pedir un crédito urgente y ser atendido con la mayor rapidez y gestionar de manera óptima el proceso, póngase en contacto con Aid & Credit.

Desde Aid & Credit le ofrecemos la posibilidad de contratar un préstamo urgente con la mayor profesionalidad, dada nuestra amplia experiencia en el sector de la intermediación financiera y gracias a un amplio equipo de profesionales que estudiarán su caso de manera pormenorizada e individualizada, con el objetivo de encontrar el mejor producto en el mercado.

Principales características de nuestros préstamos

Rapidez

Nos hacemos eco de que muchos clientes necesitan el dinero para ya mismo. Por ejemplo, si se quiere pagar una factura de la luz, habrá que hacerlo cuanto antes porque, de lo contrario, podrían llegar a cortarnos el suministro, con todo lo que ello implica. Si nos han multado, pagando antes la multa podemos conseguir un descuento muy importante.

Gracias a nuestra larga trayectoria en el mercado, hemos reducido las gestiones a realizar para que puedas tener el dinero en tu cuenta antes de lo esperado.

Mínimos requisitos

Con tan sólo algunos requisitos básicos, como tu DNI, un certificado de ingresos mensuales y tu número de cuenta del banco serán más que suficiente para empezar a trabajar, para que te podamos decir si te concedemos el préstamo, o si bien no va a ser posible. Ahora bien, es posible que tengas que aportar algún tipo de documento adicional; si este es tu caso no debes preocuparte de nada, ya que nos pondremos en contacto contigo para indicarte, qué necesitamos y cómo nos lo puedes hacer llegar.

En cualquier caso, tardaremos lo mínimo posible en darte una respuesta.

Transparencia

Te dejaremos la cosas claras desde el primer momento; ante cualquier duda que se te presente, ten en cuenta que a través de nuestro número de atención al cliente 900 101 854 podremos darte una respuesta.

Antes de la firma del contrato de la concesión del crédito, podrás consultar todas las condiciones adheridas al mismo. Te recomendamos que leas todas estas condiciones en detalle y que nos consultes si no entiendes algo. Teniendo las cosas claras, evitarás llevarte algún tipo de sorpresa desagradable de cara al futuro.

Una gran serie de clientes satisfechos con nuestros créditos

Aunque, por lo general, las empresas de créditos rápidos son de fiar, ésto no quiere decir que podamos confiar en todas a rajatabla. Un truco que nos permitirá saber si podemos o no confiar es echar un vistazo a las opiniones de los clientes; escritos de usuarios que han probado el servicio y que se han decidido a compartir su experiencia con el resto de clientes o posibles clientes.

Si analizas las opiniones asociadas a nuestro servicio, te darás cuenta de que la gran mayoría son positivas, por lo que aquí tienes otro aliciente para confiar en nosotros.

Préstamos Aid & Credit: ¡El recurso económico que nunca te fallará!

¿Prestamos urgentes? No lo dude, Aid & Credit

¿Prestamos urgentes? No lo dude, Aid & Credit

¿Por qué nuestros préstamos urgentes son más ventajosos que los préstamos bancarios?

Si necesitas una cierta cantidad de dinero extra para llegar a fin de mes, para invertir en tu casa, para hacer un viaje, etc, lo más normal es que tu primera apuesta es ir a tu entidad bancaria para ver que te pueden ofrecer. Aunque al principio parecerán muy amables, todos los productos tendrán su letra pequeña: o bien te cobran unas comisiones desorbitadas, bien te obligan a contratar servicios financieros adicionales, o cualquier otro tipo de problema.

Cada vez son más las personas las que deciden pasar olímpicamente del banco, y decantarse por pedir créditos urgentes en empresas como Aid-Credit.

Vamos a analizar algunas de las principales ventajas de elegir un crédito rápido en estas estas empresas en comparación con hacerlo en un banco.

Préstamos urgentes: bancos vs Aid Credit y similares

Tiempo de concesión: Vamos a ponernos en situación; nos hace falta dinero y nos hace falta ya mismo, no podemos esperar. Puede que nos haya llegado una factura de la luz muy alta, y que si no pagamos nos la cortan, que nuestro coche se haya estropeado, o mil cosas. Los bancos tardan mucho tiempo en estudiar las propuestas, ya que se toman su tiempo en evaluar la inmensa cantidad de documentos que te van a solicitar y, además, todo lo suele tramitar una entidad externa (aunque también pertenece al propio banco), lo que elevará todavía más el tiempo de recepción. Con suerte tendrás el préstamo en una semana, aunque no es habitual. Los créditos rápidos de empresas como Aid Credit los puedes tener en tan solo 24-48 horas desde el momento en el que se apruebe tu solicitud; el tiempo también dependerá del banco que tengas y de lo que tarde en llegarte el ingreso.

Papeleo: En nuestra empresa tan solo te pediremos algunos documentos básicos como puede ser tu DNI o una nómina. Los bancos te pedirán un fajo de documentos que te serán muy complicados de conseguir, a veces hasta imposible.

Restricciones: Otra de las desventajas de los bancos es que, aunque cumplas las condiciones, te pueden imponer otras restricciones. Por ejemplo, trabajan con edades comprendidas entre los 20 y los 70 años; además, si estás en el ASNEF ya te puedes ir olvidando del crédito, ya que raramente el banco te lo va a conceder. Nosotros no creemos en este tipo de restricciones, dándote todas las facilidades posibles para que te puedas hacer con estos préstamos de inmediato.

Facilidades de devolución: Dependiendo de la cantidad de dinero que busques, te podremos ofrecer unos diferentes platos de devolución. En cualquier caso, somos mucho más flexibles que un banco. Desde el momento de la firma del préstamo se te indicará todo lo que tienes que saber sobre él, como los plazos de devolución, por ejemplo.

Ahora que tu también conoces estas ventajas sobre los préstamos rápidos, seguro que los ves de una manera muy diferente.

Los préstamos personales y cómo pueden ayudar en la “cuesta de Enero”

Los préstamos personales y cómo pueden ayudar en la “cuesta de Enero”

Enero es un mes en el que nos empezamos a plantear nuestros proyectos para intentar encajar el año de una forma muy diferente al anterior. Sin embargo, antes de empezar cualquier cosa tenemos que hacer frente a las deudas que hayamos podido contraer en el año pasado, especialmente en el periodo navideño en donde seguro que hemos despilfarrado más de lo esperado.

A veces los gastos son tan elevados que podemos empezar el año de muy mala manera, lo que podría perjudicar a todo el año.

Afortunadamente, siempre tenemos la opción de contratar un préstamo personal. Puede ser la fórmula perfecta para que podamos salir de ese bache temporal cuanto antes.

¿Por qué los préstamos son una buena opción para enfrentarnos a la cuesta de enero?

Si pudiéramos poner todos los gastos que tenemos en la vida en un lado de una balanza y los gastos en el otro, veríamos que existiría un cierto equilibrio. El problema viene cuando nos tenemos que enfrentar a esos periodos en donde los gastos superan ampliamente a los ingresos.

Pues esto es lo mismo que nos ocurre en Enero: seguramente vamos a recuperar el dinero, pero hemos gastado mucho y necesitamos algo que no tenemos, tiempo.

Pidiendo préstamos personales eso es exactamente lo que conseguiremos: tendremos el tiempo necesario para poder pagar todas nuestras deudas.

 

¿Qué me conviene más, un préstamo personal o un crédito?

¿Qué entendemos por préstamos personales?

Muchas personas cometen el error de pensar que estamos hablando de lo mismo, pero nada más lejos, cada uno tiene sus criterios y especificaciones que se deben de contemplar.

Un préstamo es un producto que nos ofrecerá el banco con el compromiso de devolverlo a partir de unas cuotas establecidas. A cambio del mismo, la entidad ganará dinero de una serie de comisiones, siendo las más importantes las de apertura y las de estudios.

Todas estas condiciones estarán establecidas en un contrato, por lo que la persona interesada se lo tendrá que leer con detenimiento para analizar si le interesa o bien si busca un préstamo mejor.

¿Qué entendemos por un crédito personal?

Por otra parte, tenemos el recurso de los créditos personales, permitiendo al usuario que pueda disponer del dinero que le facilitará una determinada entidad hasta llegar a una cierta cuantía; al igual que con los préstamos personales, se tendrá que hacer en un tiempo específico. También se tendrán que hacer frente a una serie de comisiones.

¿Entonces cuál es la diferencia? En este caso, el cliente tendrá la posibilidad de poder pedir más dinero aún sin haber cubierto la deuda. Por ejemplo, si ha solicitado un crédito máximo 5.000€ y ha recibido 3000€ de los mismos, podrá volver a pedir otros 5000€ mientras vaya cubriendo la deuda.

Cualquiera de los dos recursos puede ayudarnos a enfrentarnos con la temida cuesta de enero, pero tendremos que evaluar nuestra situación personal para ver qué es lo que más nos interesa.

Créditos Rápidos

Créditos Rápidos

Ventajas de pedir créditos rápidos

Si se te ha presentado algún tipo de urgencia o imprevisto, en el que necesites una cierta cantidad económica, los créditos rápidos se te presentan como una de las mejores opciones a considerar.

Si intentamos ir al banco, además de pedirnos toda una gran cantidad de requisitos, nos encontraremos con el problema de que el crédito en cuestión no nos lo van a conceder a la noche a la mañana; si no que tendrán que pasar días, incluso semanas, hasta que tengamos alguna respuesta.

Una de las principales ventajas de pedir un crédito rápido es que el tiempo de concesión, por lo general, es inferior al que tardaría una entidad bancaria.

Estas son el resto de las ventajas:

Cuantía/tiempo: Aunque esto dependerá de la propia entidad que gestiona el crédito, además de la antigüedad (si ya hemos sido clientes en el pasado y todo ha salido bien), en algunas podemos obtener hasta 10.000€. Y lo mejor de todo es que la solicitud nos la pueden aprobar en tan solo 24 horas, lo que hará que en 48 horas tengamos el crédito aprobado (aunque también dependerá de cada banco). No se nos pedirá ni un avalista ni un aval; de esta manera, si, por las razones que fueran, se produjera un impago de la deuda, la entidad no tendrá la facultad de embargar los bienes.

Sin papeleos: Lo único que nos suelen pedir estar organizaciones es que rellenemos un determinado formulario con nuestros datos. Detrás de estas empresas hay un completo equipo de profesionales que se encargará de revisarlo casi de inmediato, para darnos la respuesta que estamos buscando. En el caso de que no vean problema, nos pedirán que enviemos algunos documentos como puede ser el DNI, una fotocopia de la cartilla bancaria y un recibo domiciliado; también es posible que nos pidan una nómina. Vale, sí que hay papeles, pero son 4 contados que podremos conseguir fácilmente en una mañana.

No nos obligan a contratar otros productos financieros: Son muchos los bancos los que se aprovechan de nuestras necesidades con el objetivo de obligarnos a contratar determinados productos financieros, (cómo puede ser una tarjeta de crédito en particular, domiciliar la nómina o, incluso, contratar seguros). Las empresas de concesión de créditos rápidos tan solo sacarán beneficios en base a los intereses de la cuantía pactada, no intentarán sacar dinero de otro producto.

Sin explicaciones: No tendremos que dar ningún tipo de explicación sobre lo que vamos a hacer con el dinero que nos van a conceder; en un banco querrán saber si lo vas a usar para una hipoteca, para reformar tu casa, para hacer un viaje… si no les convencen tus motivos, te lo pueden hasta denegar, aunque seas capaz de devolverlo. En una empresa de créditos rápidos tendremos el dinero listo para lo que queramos.

Devolución: También se tiene una mayor versatilidad a la hora de hacer los pagos ya que, por lo general, se nos da la opción de seleccionar lo que vamos a pagar mes a mes.

Por estas razones, deberías confiar en los créditos rápidos.