Tras 5 años de aguantar el chaparrón de la crisis financiera, a las constructoras españolas les siguen sin salir las cuentas. Las seis grandes empresas (Acciona, ACS, FCC, Ferrovial, OHL y Sacyr Vallehermoso) han perdido en los nueve primeros meses en conjunto 973 millones de euros, frente a un beneficio de 1.972 millones registrado en el mismo periodo de 2011. Estas empresas están vendiendo activos, las cuales eran hace unos años las más deseadas del mercado (Repsol, Iberdrola, aeropuertos).

La caída generalizada de los beneficios, contrasta estrepitosamente con el incremento de las ventas, que asciende a un 56 % Para que nos hagamos una idea, ACS obtiene el 82% de sus ingresos en mercados internacionales, y contaba con una cartera de obra a 30 de septiembre de 66.865 millones.

Por otro lado, otra de las constructoras punteras del país, Sacyr, ha registrado una pérdida de 701,4 millones en los nueve primeros meses, debido al ajuste de su inversión en Repsol tras la expropiación de YPF. Para Sacyr, el mercado exterior supone un 40% de su facturación y más del 51% en el negocio de construcción.

FCC ha disminuido también en un 77,5% su beneficio, debido a una desceso en la actividad de infraestructuras y en el consumo de cemento en España y a la crisis internacional. Pero, por otro lado, FCC ha aumentado su internacionalización en un 6,6% con respecto a 2011, lo que supone el 57% del total de sus ingresos.

Acciona también ha sufrido una fuerte caída, con un total del 63,7% en su beneficio neto. El grupo ha reducido en un 33% sus inversiones por la incertidumbre en el negocio de energías renovables en España y por la crisis de las infraestructuras. Acciona ha pasado a invertir un 60% en el exterior.

Por otro lado, Ferrovial, ha incrementado ligeramente su beneficio neto. En el negocio de autopistas a Ferrovial le va bien en sus concesiones de EE UU y Canadá, pero en España la situación es radicalmente diferente. Es por eso que su deuda ha aumentado en 438 millones desde 2011.

Sin embargo, la empresa OHL, ganó 148 millones de euros, un 33% más que en 2011, gracias a sus negocios mercados internacionales. OHL está sufriendo un aumento del 35,8% en su cartera de pedidos.

Que las empresas más importantes de uno de los sectores más importantes del país estén saliendo del mismo por la crisis que sufre España es siempre una noticia que inquieta. Pero, por otro lado, se pone de manifiesto la voluntad de evolución, avance y creación de puestos de empleo de los empresarios españoles dentro y fuera de nuestras fronteras