¿Qué es un imprevisto financiero?

Se trata de un cargo que no necesita de ninguna presentación.

Todos tenemos un plan para poder llegar a fin de mes todos los meses… sin embargo, por mucho que creemos que lo tenemos todo bajo control, en cualquier momento se puede presentar un cargo con el que no habíamos contado.

¿Te ha llegado una factura de la luz con una subida demencial? ¿Has llenado la piscina ese mes y no has pensado que esto iba a subir bastante el consumo de agua? ¿Tienes que pagar el seguro del coche que te acabas de compras, y te ha salido más caro de lo esperado? ¿Te han llegado los impuestos y no sabes cómo pagarlo?

Estas son tan solo algunos de los imprevistos que se te pueden presentar en cualquier momento.

Si no satisfacemos los pagos a tiempo, es posible que nos corten el servicio en cuestión, además de tener que pagar los intereses que irán subiendo con el paso del tiempo.

En el caso de que te estés enfrentando a un imprevisto financiero y no veas la solución por ninguna parte, sigue leyendo.

¿Qué podemos hacer ante un imprevisto financiero?

Bueno, no tiene mucho misterio, nos hace falta dinero y nos hace falta ya.

  • Pedir dinero a familiares: Esta sería la opción más favorable ya que lo más probable es que no nos cobren comisión. Sin embargo, tal y como están las cosas, es posible que nadie de nuestro entorno esté en la situación económica adecuada como para poder prestarnos el dinero. También hay que tener cuidado con esto: muchos problemas familiares están relacionados con asuntos de dinero.
  • Pedir dinero al banco: Un clásico que, todo hay que decirlo, funcionaba muy bien en el pasado, pero que ahora no es así. De entrada, el banco te va a pedir cumplir con una serie de requisitos y, para poder demostrar que los cumples, tendrás que aportar muchos papeles (algunos de ellos redundantes). Es decir, que necesitaremos tiempo tanto para poder recopilar los papeles, como para que el banco los revise.

Si estamos en un proceso en el que, por ejemplo, nos van a cortar la luz si no pagamos, el banco no nos va a poner las cosas fáciles. Si nos dan el préstamo cuando nos han cortado la luz, flaco favor nos habrá hecho, ya que tendremos que pagar la desconexión.

  • Pedir dinero a una empresa de créditos rápidos: Si no te quieres complicar la vida, y no quieres perder mucho tiempo, puedes confiar en las empresas de créditos rápidos, como Aid & Credit. Se caracterizan por pedirnos los requisitos mínimos, además de en tramitar el crédito en un tiempo récord desde el momento de la concesión. Además, nos permiten controlar mucho mejor el tiempo de devolución y cuentan con un servicio de atención al cliente con el que podemos ponernos en contacto en todo momento.

En Aid & Credit te ofrecemos todas estas ventajas, para que puedas solucionar el imprevisto de inmediato.