Los créditos personales se han convertido en una fórmula mágica para poder cubrir ciertas deudas que nos han aparecido de golpe, sin que pudiéramos reaccionar, y que no habíamos tenido en cuenta.

Desafortunadamente, desde que empezó la crisis económica allá por el 2009, cada vez son más las personas las que tienen dificultades para llegar a fin de mes. Pero lo más increíble de todo es que, en este periodo que es cuando más ayudas debían existir, más se han incrementado los costes de las facturas de los servicios, y más subidas de impuestos ha habido.

Aunque en un primer momento se dictaminaría que los bancos harían fluir el crédito, para que pudiéramos solicitarlo cuando nos hiciera falta, a la hora de la verdad no ha sido así. Nos encontramos con un sector bancario mucho más hermético que nunca; y es que el hecho de pedir una hipoteca, incluso hasta un sencillo crédito, puede desembocar en toda una serie de externos trámites y unos requisitos exagerados.

Ante esta situación, aparecen en el mercado las empresas especializadas en créditos personales.

Si buscas un crédito personas, desde Aid & Credit evaluaremos tu situación, pero ya te aseguramos que las posibilidades de concesión serán muy elevadas.

¿Por qué debería apostar por créditos rápidos?

Rapidez: ¿Qué significa exactamente un “crédito rápido”? ¿Son tan rápido como dicen o simplemente hacen referencia a una estrategia de marketing? Cómo no hace falta cumplir tantos requisitos, los trámites son bastante rápidos. En tan solo 48-72 horas, desde que se ha aprobado nuestra solicitud, podemos tener el crédito en nuestra cuenta y hacer lo que queramos con él.

Hay que tener en cuenta que la concesión del crédito se podría alargar más o menos dependiendo de nuestro banco.

Vamos a imaginar que nos ha llegado el impuesto de la contribución y no tenemos el dinero para pagarlo. Si fuéramos al banco, probablemente tardaríamos semanas en tan solo saber si nos conceden o no el crédito. Con una empresa de créditos rápidos, tendremos la respuesta en un tiempo récord.

Requisitos mínimos: Nosotros tan solo te pediremos un documento de acreditación de identidad, así como de ingresos regulares. Con estos requisitos simples ya sabremos quién eres, así como si estás en disposición de hacer frente a la deuda…

¡Ah , y que no se te olvide indicarnos tu número de cuenta bancaria! De esta manera, si se aprueba el crédito no perderemos más tiempo y te lo ingresaremos de inmediato.

Inmejorables condiciones: Nuestras condiciones no tienen ningún tipo de competencia y tampoco te vamos a engañar con la letra pequeña. Desde el primer momento se te indicarán las condiciones y tendrás toda la tranquilidad del mundo para revisarlas y aceptar. Además, en el caso de que se te presente alguna duda, siempre te puedes poner en cuenta con algunos de nuestros asesoremos para que te expliquen todo lo que te gustaría saber.

Si te hace falta un préstamo / crédito rápido, no lo dudes más y ponte en contacto con Aid & Credit.